La agricultura, una prevención natural a los incendios forestales

Agricultura

El verano de 2022 pasará a la historia por el elevado número de hectáreas calcinadas fruto de los incendios forestales. Hasta el día 27 de julio, en España han ardido 221.939 hectáreas, según indica el programa de observación de la Tierra de la Unión Europea. 

La cifra de hectáreas calcinadas de este año casi duplica la media de los últimos diez años. De hecho, el año pasado en este periodo se habían quemado un 44,45 por ciento menos de hectáreas. 

Teniendo todavía por delante el mes de agosto, ya se han registrado 6.097 incendios a lo largo del territorio nacional,  número superior a la media establecida en los últimos diez años, de 5.862 siniestros y bastante más superior que la media de 5.041 del mismo periodo en 2021, según datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. 

Unas cifras que cada vez preocupan más, pero que no obtienen las medidas necesarias para frenar esta problemática.  

Causas del aumento de incendios forestales 

¿A qué se debe este aumento de los incendios forestales?

 Además del aumento de las temperaturas provocado por el calentamiento global y el cambio climático, que favorece las condiciones para la propagación de los incendios forestales, otra de las principales razones por las que se producen estos incendios es el abandono de campos y zonas de cultivo. 

El éxodo rural masivo y abandono de la actividad rural que se ha producido durante el último siglo, a causa de la baja rentabilidad de las cosechas y la falta de relevo generacional en el campo, ha provocado que los campos queden totalmente abandonados y sin mantenimiento. 

Esto provoca que las zonas de cultivo anteriormente labradas y cuidadas se conviertan en bosques llenos de pasto árido, que es un combustible natural para el fuego. 

El principal problema es que las acciones para hacer frente a esta problemáticas se centran en la extinción de los incendios, en vez de en la prevención. Y aunque en España contamos con uno de los mejores sistemas de extinción de incendios, los fuegos son muy virulentos y peligrosos y superan hasta diez veces la capacidad técnica del sistema. 

incendios forestales agricultura

Cómo puede ayudar la agricultura y ganadería a reducir los incendios forestales 

La protección y el fomento de la agricultura y producción nacional, así como de la ganadería, es una prevención natural para frenar esta ola de incendios forestales. 

Un claro ejemplo de ello es la ganadería extensiva, que ya ha demostrado su eficacia a la hora de prevenir los incendios forestales. El ganado tiene una enorme capacidad de desbroce natural, ecológico y económico, y facilita la conservación del medio, reduciendo en gran medida la continuidad de combustible que provoca que los incendios se propaguen a gran velocidad. 

Asimismo, mantener los cultivos labrados previene al propio cultivo de verse afectado por un incendio forestal y crea oportunidades de control para los incendios forestales, ya que se convierten en áreas de discontinuidad de combustible, en cortafuegos.

De hecho, caminos, embalses y puntos de agua para el riego agrícola pueden convertirse en infraestructuras en el caso de producirse un incendio forestal. 

Como ya ocurrió en el grave incendio de Doñana producido en 2017, donde los agricultores locales colaboraron en las tareas para la extinción. Los helicópteros emplearon el agua de las balsas de riego de las explotaciones de fresa y los agricultores trabajaron con sus tractores haciendo cortafuegos y desbrozando las zonas para frenar el avance del fuego.     

Desde Naranjasyfrutas.com queremos destacar la necesidad de que las entidades gubernamentales tomen medidas de manera urgente para fomentar y proteger al medio rural, sobre todo para reducir el abandono de campos y para fomentar la llegada de jóvenes agricultores que puedan hacerse cargo de los cultivos de una manera rentable. 

Según el Ministerio de Agricultura, en 2021 la superficie cultivada retrocedió 2.047 hectáreas solo en la Comunitat Valenciana. 

Asimismo, es imprescindible que la población tome conciencia a la hora de consumir alimentos de proximidad. Solo así podremos proteger y recuperar la naturaleza.

 

 

No seleccione nada para ver todos los resultados.