Jóvenes agricultores: ventajas y ayudas para el campo

Agricultura

El relevo generacional es un tema cada vez más preocupante en el sector de la agricultura. Los jóvenes no se quieren dedicar a la agricultura por la falta de rendimiento y el excesivo esfuerzo que conlleva. 

 

Con la finalidad de solventar este problema, los organismos públicos ofrecen ayudas y subvenciones para captar la atención de este segmento de la población y de este modo, garantizar la continuidad de esta actividad tan indispensable. 

 

Las ayudas para jóvenes agricultores tienen como objetivo mejorar la rentabilidad de las explotaciones agrarias, promover la incorporación de la tecnología agraria y asegurar un relevo generacional atrayendo a jóvenes agricultores y ganaderos. Estas ayudas están organizadas por las Consejerías de Agricultura de las Comunidades Autónomas y el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural. 

 

Los jóvenes agricultores pueden acceder a tres tipos de ayudas: 

 

  1. La asignación de derechos de pago básico de la Reserva Nacional. Esta ayuda proporciona un valor correspondiente a la media regional de la región donde se asignen dichos derechos.

  2. El pago complementario para jóvenes agricultores que se concede durante un máximo 5 años. Se trata de un incremento de sus derechos de pago básico.

  3. Subvención para la instalación de nuevos agricultores, cuyo objetivo es facilitar la creación de empresas agrícolas a los jóvenes y asegurar el relevo generacional en el campo. 

 

La asignación y el reparto de estas subvenciones son competencia de las Comunidades Autónomas, por lo que es necesario estar pendiente de las convocatorias, para presentar la solicitud a plazo. 

 

En la actualidad, la Unión Europea y los países miembros se encuentran en plena negociación de la nueva PAC. No obstante, en los años 2021 y 2022 se mantendrán las ayudas que se llevan aplicando desde el año 2015, por lo que en algunas comunidades están abiertos los plazos de presentación para solicitar la ayuda, como por ejemplo en Aragón. 

 

En la Comunidad Valenciana encontramos también la ayuda a la primera instalación de jóvenes agricultores destinada a aquellas personas, entre 18 y 40 años, que deseen incorporarse a la actividad agraria o que hayan iniciado el proceso de instalación dentro de los 24 meses anteriores a la presentación de la solicitud. La ayuda consiste en una prima con una cuantía base de 20.000€, que se puede incrementar dependiendo de determinadas circunstancias del agricultor. Si quieres profundizar más sobre esta ayuda, revisa la página de solicitud de la Generalitat Valenciana. 

 

¿Quién puede acceder a estas ayudas? 

 

En general, los jóvenes agricultores que cumplan con los siguientes requisitos, pero es necesario revisar las condiciones en cada Comunidad Autónoma para cumplir con todos los requisitos establecidos: 

 

No haber cumplido los 41 años

Poseer el certificado de capacitación agraria, que se puede conseguir de tres formas posibles: acreditar 5 años de experiencia en el ámbito agrícola, tener una formación académica como mínimo de grado medio o realizar uno de los cursos que se organizan en las Comunidades Autónomas.

Estar instalado como responsable por primera vez en una explotación agraria

No haber ejercido la actividad agraria en las cinco campañas anteriores a la fecha de su primera instalación

 

Si cumples con estos requisitos y quieres ser joven agricultor, puedes presentar una solicitud única a estas subvenciones junto con un plan de empresa y todos los documentos que acreditan los requisitos. 

 

No seleccione nada para ver todos los resultados.