El 50 % de los compradores por Internet adquiere alimentos vía online

Agricultura

Cada vez son más las personas que compran alimentos frescos a través de Internet. En la compra online, crece el consumo de alimentación y los productos frescos se eligen ya a golpe de clic.

Los datos del Observatorio para la Evolución del Comercio Electrónico, elaborado, a medias, entre la Universidad Complutense y la patronal de supermercados Asedas, indican que uno de cada dos consumidores españoles que compran online ha comprado, alguna vez, alimentos frescos, lo que supone un crecimiento del 10 % frente al mismo dato del año anterior.

Además, quienes reconocen utilizar, exclusivamente, Internet para la compra de alimentos llegan ya a un 2 % del total de consumidores. El dato es relevante, dado que va, en aumento, a pesar de que en España la gran mayoría prefiere todavía los establecimientos físicos para comprar alimentos. Es decir: cada vez se complementa más la compra tradicional con el comercio electrónico.

Perfil del comprador de alimentos frescos online

peter-bond-510614-unsplash

Si tuviéramos que hacer un retrato robot del comprador de alimentos online, hablaríamos de una mujer de entre 30 y 50 años y con unos ingresos mensuales entre 1.000 y 3.000 euros, educación universitaria y un cargo en su empresa.

Este comprador medio valora mucho el ahorro de tiempo que supone la compra online​. Tarda en hacerla entre 15 y 30 minutos, mientras que en los comercios físicos invierte entre 30 y 45 minutos. Estos ahorros de tiempo pueden equivaler a una hora, si se añaden los desplazamientos hasta las tiendas físicas.
Aparte, la compra a través de Internet le evita el consumo ‘de impulso’, tan frecuente en las tiendas, con lo que ahorra dinero.

Para realizar sus compras en la Red, los consumidores prefieren la comodidad del ordenador, dispositivo empleado por el 75 % de los encuestados por el Observatorio. El resto se decanta entre el la tableta (16 %) y el teléfono móvil (8 %).

Compras online seguras

brooke-cagle-195777-unsplash

Aunque en España el apartado online todavía supone solo un 1 % de todas la ventas, su importancia va creciendo cada año y se acerca a los niveles de otros países europeos, que se encuentra en escalones más altos de esta clasificación desde años atrás.

Poco a poco, los consumidores españoles descubren las ventajas de esta forma de consumo. Por ejemplo, la confianza en los pagos. Además de las propias medidas de seguridad de las tiendas online, los bancos garantizan cualquier transacción hecha con tarjeta de crédito; por lo que si estás pensando en comprar a través de la Red, debes saber que es un canal de compra muy seguro.