Albaricoque, una de las frutas más demandadas en primavera 

Frutas

Durante la primavera, las frutas de hueso, como el albaricoque, ganan mucho protagonismo, ya que reciben una elevada demanda por parte de los consumidores. No obstante, durante el año pasado el consumo de frutos de hueso no pudo crecer debido a la falta de oferta. Un 16% menos que la media de otros años a causa de la bajada de superficie y las consecuencias de eventos meteorológicos extremos, según indica Europa Press. 

El albaricoque, denominado originariamente Prunus armeniaca, es una de las frutas más demandadas durante la primavera. Su carne jugosa y dulce la convierten en una fruta muy apetecible y sabrosa. Tiene su origen en Asia hace miles de años y el Imperio Romano lo introdujo en Europa. 

Se trata de una fruta muy consumida por sus grandes beneficios: es rica en calcio, fibra, vitamina C, mejora el sistema óseo y cardiovascular,  y además es un alimento bajo en calorías. Ideal para una dieta saludable y variada. 

 

¿Dónde se puede cultivar el albaricoque?

España es un importante productor de albaricoque. Su árbol requiere de unas condiciones climáticas templadas, que proporcionen bastante frío en invierno, pero sin riesgo de heladas, y un calor medio en verano para poder crecer. 

Por ello, la zona idónea para cultivar el albaricoquero en España es la zona del mediterráneo. De hecho, el 70% de la producción española de albaricoque procede de Murcia. 

En cuanto al suelo, el albaricoquero es un árbol que no precisa unas condiciones muy específicas, pero sí requiere un suelo con pH alcalino, ligero, profundo y con buen drenaje, ya que es muy sensible a las inundaciones. 

 

Cuidados para el cultivo de albaricoque 

El cultivo del albaricoque requiere de ciertos cuidados específicos: 

- El abono ejerce un papel fundamental en el crecimiento de este árbol y sus exigencias son bastante importantes, ya que la incorporación abundante de nutrientes al suelo durante todo el año, provoca un aumento del peso de los frutos y una mejora de la calidad en cuanto al sabor. Es muy importante renovarle el sustrato cada 6 meses, especialmente en otoño. 

Un truco a la hora de plantar este árbol para favorecer el crecimiento es preparar el suelo con una mezcla de tierra y materia orgánica para asentar sus raíces, y después aporcar la tierra sobrante alrededor del tronco 

  • - Riego: para conseguir un buen desarrollo del árbol y de sus frutos es imprescindible regar de forma periódica. No obstante, el exceso de riego causa la muerte del albaricoquero. Durante la temporada de invierno no precisa de tanta cantidad de agua como en verano, ya que es cuando comienza a fructificar. 

Actualmente nos encontramos en el mejor momento para su recolecta y consumo. Y en cuanto a la recolecta, la mejor opción es seguir el ejemplo de los plátanos: recogerlos aún un poco verdes para que maduren con el calor del verano, ya que se trata de una fruta que tarda pocos días en echarse a perder. ¿Conocías todo esta información sobre el albaricoque?

 

 

No seleccione nada para ver todos los resultados.